______________________

PENAS POR QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA

En relación con el vídeo de esta semana sobre si las llamadas perdidas a una expareja consuman o no el delito de quebrantamiento de condena, cuando existe una prohibición de comunicación. He decidido explicaros las penas por quebrantamiento de condena.

 

Para que sea más amena la lectura, voy a distinguir cuatro casos:

El primero, en el quebrantamiento de condena, prisión, medida de seguridad, medida cautelar, conducción o custodia, voy a diferenciar dos casos. Si quien produce el quebrantamiento es una persona privada de libertad, la pena es de seis meses a un año de prisión. Si la persona no está privada de libertad o en el resto de los supuestos, la pena de multa es de doce a veinticuatro meses.

El segundo, a quien quebrante una pena accesoria, una medida cautelar o una medida de seguridad, le corresponde la pena de seis meses a un año de prisión. En este caso, el ofendido debe ser o haber sido cónyuge o persona ligada por análoga relación de afectividad aún sin convivencia. También si son descendientes, ascendientes o hermanos. Asimismo, sobre menores o personas con discapacidad que necesitan especial protección, que convivan con él o estén sujetos a su potestad, o curatela, tutela, acogimiento del cónyuge o conviviente. Para finalizar, sobre cualquier persona amparada dentro de su núcleo familiar.

El tercero, la inutilización o perturbación en los dispositivos técnicos puestos para controlar que se cumpla la pena, da lugar a una pena de multa de seis a doce meses. Por ejemplo, que se manipulen para que no den la localización exacta, que se corten y dejen en casa, que se intenten poner a otra persona y todo lo que se os ocurra para inutilizar o perturbar dichos dispositivos.

El cuarto y último, si se trata de reclusos que se fugan, la pena será de seis meses a cuatro años de prisión.

 

Como podéis ver, existen diferentes formas de quebrantar una condena, pero ninguna de ellas queda impune. Dependiendo del caso concreto, será un tipo de pena u otro y variará su duración.

 

 

 

 

 

 

Copyright Nathalie González

Sin comentarios

Añadir un comentario