______________________

Accidentes de tráfico

Esta reforma del Código Penal en ámbito circulación y accidentes de tráfico se realizó por una ley muy reciente que es la Ley Orgánica 2/2019 de 1 de marzo de modificación del Código Penal en el ámbito de la siniestralidad vial. Entró en vigor al día siguiente, el sábado 2 de marzo.

Os voy a explicar lo más importante: Ahora la persona que conduzca bajo los efectos del alcohol, drogas o exceso de velocidad, se considerará siempre que comete una imprudencia grave que antes de la reforma podría ser imprudencia menos grave o grave y antes de la reforma de la ley de 2015 era una falta. Siempre se deberá responder ante el Juez de lo Penal. 

Además con esta reforma es indiferente que la culpa sea del peatón o del ciclista, el conductor siempre responderá por una imprudencia grave que conlleva a la vía penal.

Ahora os voy a hacer referencia a las penas de los distintos delitos:

  - Si mata a 2 ó más personas: pena mínima de 4 años de prisión.

  - Delito de fuga si el origen reside en la acción imprudente del conductor: prisión de 6 meses a 4    años y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.

  - Delito de fuga si el origen es fortuito: prisión de 3 a 6 meses y privación del derecho a conducir de 6 meses a 2 años.

Al ser la pena de prisión superior a 2 años, nunca se producirá la suspensión de la ejecución de la pena, es decir, se ingresa en prisión.

  

Yo creo que era una reforma bastante necesaria porque es un problema que afecta a la seguridad de todos, tanto los que conducimos, los que somos peatones o si vamos de ciclistas. 

Es fundamental que seamos conscientes y responsables con el resto de personas con las que compartimos la carretera.

Deseo que con esta ley se eliminan todas las muertes, todos los heridos por culpa de los conductores que conducen bajo los efectos ya mencionados. Asimismo, que los conductores tanto de coches, motos, bicicletas y demás sean conscientes de que si están conduciendo o saben que van a conducir, no consuman ni una gota de alcohol o drogas.

Porque aunque tengamos la sensación de que controlamos, el alcohol, las drogas o el exceso de velocidad no nos afecta, siempre afecta a los reflejos.

Recordar siempre que un accidente no se puede prever y se ocasiona en décimas de segundo y si se conduce bajo las influencias del alcohol, de las drogas o del exceso de velocidad siempre se  responderá ante la vía penal.

Para finalizar, debemos ser responsables con los que nos rodean.

¡Un saludo!

Sin comentarios

Añadir un comentario